ComunicaciónComunicación y modelos mentales

«No vemos las cosas como son, vemos las cosas del modo que somos”

El Talmud

Los seres humanos no percibimos sólo con nuestros sentidos, lo hacemos también con nuestros modelos mentales que son los que nos permiten asignarle sentido a lo percibido. Para Anzorena (2012: 35), los modelos mentales constituyen el grupo de opiniones, teorías personales, valores, paradigmas, distinciones y creencias que utilizamos para percibir, analizar e interpretar todo tipo de fenómenos y circunstancias de nuestra vida.

David Hutchens también define a los modelos mentales como creencias profundamente arraigadas, imágenes y supuestos, que poseemos acerca de nosotros mismos, de nuestro mundo, de nuestras organizaciones y de cómo encajamos en ellas. Cada individuo tiene su esquema mental y por lo general no solemos ser conscientes de que cada persona visualiza al mundo desde diferentes posiciones, debido a estos modelos y creencias.

La percepción y el proceso de la comunicación

La percepción está directamente relacionada con los procesos de la comunicación  e influye en la interpretación que se les brinda a los diferentes mensajes que recibimos. “La percepción implica una activa construcción de sentido, una atribución de significados a aquello que se observa” (Anzorena, 2012:33). Es decir, que no sólo los seres humanos pueden percibir a través de los sentidos, sino que también pueden realizarlo a través de los diferentes modelos mentales que manejen, los cuales influyen en la interpretación que le brindamos a lo percibido.

De esta manera, los modelos mentales son determinantes en la forma que observamos al mundo y en la compresión de los mensajes que recibimos. Por esta razón, influyen en el desarrollo de una comunicación efectiva porque todo ser humano se vincula con su entorno exterior a través de estos modelos. “Nuestros modelos mentales funcionan a un nivel inconsciente que nos hace transparente el proceso permanente de asignación de sentido” (Anzorena, 2012:39).

Estos modelos mentales se originan gracias a factores neuro fisiológicos, socioculturales y personales. Este autor explica que los modelos generados por factores fisiológicos están directamente relacionados con los filtros de nuestros propios sentidos, es decir, la visión, oído, tacto, gusto y olfato, los cuales constituyen nuestro primer conjunto de filtros en el proceso de la representación de nuestra realidad. Los factores socioculturales están vinculados con aspectos culturales de la sociedad en la cual nos relacionamos para valorar la realidad de forma consensuada. Y para cerrar, los factores personales también influyen en los procesos de una comunicación efectiva porque están basados en nuestras propias experiencias, la formación y comprensión del mundo futuro.

Los modelos mentales y la comunicación

Las creencias o modelos mentales influyen en la comunicación desde tres tópicos: la generalización, selección y distorsión. Para Cebeiro (2006:18), estos tópicos influyen en la efectividad de una comunicación y están directamente relacionados con los modelos mentales que maneja cada ser humano. Los procesos de generalización de ideas estimulan la categorización de los mensajes y regulan el comportamiento que podemos desarrollar ante ellos.

Por su parte, Anzorena (2012:48-51) explica la selección como el proceso por el cual prestamos atención sólo a ciertos aspectos de nuestra experiencia y excluimos otros, por su parte a la distorsión, la ubica como el proceso perceptivo donde somos capaces de transformar o alterar la realidad amplificando algunas partes o disminuyendo otras que no vienen con el estímulo.

En esta trama, la percepción representa un papel vital en el proceso de la comunicación, donde se origina el diseño de la realidad percibida y en la ley de resonancia se valora la empatía en el hecho comunicacional. Mcluhan (1964), explica que la comunicación parte de comprender el contexto del receptor para garantizar la calidad de los mensajes construidos y la empatía en sus contenidos. “Comprender el modelo del mundo del otro nos puede servir para reestructurar la forma de presentar nuestra opinión y los fundamentos que la sustentan, de forma tal que pueda ser comprendida desde su propia perspectiva” (Anzorena, 2012:55).

Creencias limitantes y potenciadoras

Lo opuesto a las creencias limitantes son las creencias potenciadoras, expansivas o positivas, las cuales son la clave para estimular nuestras capacidades. Estas creencias amplían nuestra percepción del mundo y centran nuestra atención en aspectos u opciones que antes no considerábamos que podíamos visualizar o ejecutar.

Las creencias potenciadoras contribuyen para concretar nuestras metas y obtener resultados. Crea que puede tener éxito y lo tendrá. El éxito es igual a triunfo. “Uno es el producto de sus propios pensamientos. Crea en grande. Ajuste el termostato personal hacia delante. Lance su ofensiva de éxito con creencia honesta y sincera en que usted puede triunfar. Crea en grande y hágase grande” (Schwartz, 2012:21).

Las creencias expansivas son vitales en los procesos de comunicación, porque a través de nuestros pensamientos le brindamos seguridad a nuestra emocionalidad, la cual está involucrada en los diferentes procesos de la comunicación y la expresión oral. Muchas personas cuando van a desarrollar alguna presentación se dirigen a ella fortaleciendo sus nervios y las inseguridades, decretando que se les olvidará su discurso o les realizarán preguntan que no sabrán responder. Para Schwartz (2012:27) es necesario creer en sí mismo para poder triunfar.

Para mayor información sobre estos temas puedes dejarnos un comentario o escribirnos.

Fuentes de la investigación:

Anzorena, O. (2012). El arte de comunicarnos. Buenos Aires: Lea Ediciones.

Cabeiro, M. (2006). La buena comunicación.  Barcelona: Ediciones Paidós.

Mcluhan, M. (1964). Comprender los medios de comunicación. Las extensiones del ser humano. Barcelona, España: Edición Paidós.

Schwartz, D. (2012). La magia de pensar en grande. Colombia: D´vinni S.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario